Posteado por: unoentremilcristalfm | noviembre 30, 2009

Dire Straits

Bienvenidos al lunes. Es tiempo de comenzar a contar una nueva historia. Esta vez no nos moveremos demasiado en cuanto a tiempo y espacio; seguiremos hablando de la música de Inglaterra y principalmente de la década del 80. Sin embargo, nos correremos bastante en cuanto a estilo y abordaremos a uno de los grupos de rock más populares de esos años, encabezado por un guitarrista que al día de hoy sigue siendo de los más admirados.

En el comienzo Dire Straits fue una banda, un cuarteto en el que casualmente el guitarrista y cantante Mark Knopfler también se encargaba de escribir las canciones. Con el tiempo, sin embargo, el grupo lentamente dejó de ser una unidad para ir convirtiéndose en la fórmula que actualmente es más conocida, con Knopfler como actor principal delante de una banda soporte. En un nivel esto tenía una cierta inevitabilidad darwiniana; siendo un hábil creador de melodías y un virtuoso de las seis cuerdas, era natural que el hombre terminara pasando al frente.

Pero es un error asumir que Dire Straits era algo más que el show de Mark Knopfler porque, como bien lo demuestran las grabaciones, el todo era más que la suma de las partes. Más allá de lo que aportaba el guitarrista con su composición y su punteo elegante, la sensación de los elementos sonando en simultáneo hacía que la música encajara. En otras palabras, Dire Straits no podía ser otra cosa que una banda para moverse.

Claro que eso no significa que pudiéramos asociarla con el soul o el funk; más bien, su sentido de la rítmica tenía mucho más en común con el pantanoso y grave blues de J.J. Cale y posteriormente Eric Clapton (no casualmente otros dos monstruos de la viola). Todo esto quedó expresado de manera clara en su primer gran hit, una insinuante historia sobre la mítica banda de bar llamada “Sultans of swing”.

Precisamente ese clásico con sabor a vintage fue el que les abrió el camino para dejar atrás los pubs londinenses y grabar su primer disco en 1978. Con ese debut homónimo y el gran éxito que ya mencionamos, la banda que completaban el hermano David Knopfler, John Illsley y el baterista Pick Withers empezó a llevar su rock despojado a Estados Unidos y más adelante al mundo.

Si “Sultans of swing” fue la canción que les abrió la puerta para comenzar a desandar un camino hacia el estrellato, el punto de llegada fue su quinta placa, llamada “Brothers in arms”. Luego de la salida de David Knopfler y ya con Mark como la figurita de la banda, Dire Straits encontró en ese disco de 1985 su mejor forma, balanceando sus rocks multitudinarios y las canciones más afines al folk, con un impecable trabajo técnico para mostrar lo mejor del grupo.

Así como lograron su pico de popularidad también tuvieron que decir basta por un tiempo. El grupo se separó en 1987 y la reunión recién se produjo en 1990, para luego seguir unos años más hasta que Knopfler, ya devenido en un respetado productor además de ser un guitarrista notable, se lanzó como solista definitivamente. Si quieren saber qué pasó en los 18 años anteriores, vuelvan a escucharnos mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: