Posteado por: unoentremilcristalfm | octubre 10, 2009

Chemical Brothers

chemical-brothers-22Los protagonistas vienen, una vez más, de Inglaterra (más precisamente de Manchester, al igual que Oasis). Si bien el dúo ha tenido una estrecha relación con Noel Gallagher desde un comienzo, por estos días nos alejaremos un poco del rock y del britpop para meternos en el mundo de los DJ y la música electrónica por segunda vez en lo que va del año… aunque no la última.

Desde que se conocieron hace más de 15 años, los Chemical Brothers han tenido siempre una misión ¿Sus metas? Encontrar sonidos que nadie hubiera escuchado antes, llevar la música tan lejos como fuera posible y hacer que cada disco sonara más innovador y excitante que el anterior. Desde la explosión de lo que a nivel popular se denominó la electrónica en la década del 90, el dúo tecno de Ed Simons y Tom Rowlands ha sabido capturar buena parte de la atención que se le prestó al fenómeno.

Ambos nacieron cerca de Londres, pero su historia musical arranca mucho después y algo lejos de la capital inglesa, cuando se encontraron cursando en la universidad de Manchester. En 1992 dieron sus primeros pasos al firmar con deConstruction, un sello que fue pionero en el terreno de la música dance a finales de los 80. Inicialmente se presentaban con el nombre artístico de The Dust Brothers, pero ya hacia 1995 cambiarían el mote e incluso serían referidos públicamente como Chemical Tom y Chemical Ed.

Su primer álbum fue “Exit planet dust” y se refirió precisamente a ese cambio de imagen, además de vender 250 mil copias solamente en el Reino Unido. Con ese debut los Chemical Brothers quedaron marcados como uno de los próceres del género musical que la prensa británica denominaría como el “big beat”, el cual tuvo su boom en la segunda mitad de los 90 con artistas de la talla de Crystal Method, Fatboy Slim y The Prodigy, que estará pisando suelo argentino en pocas semanas.

Tal vez la mejor expresión para definir el estilo de este dúo inglés sea precisamente la que titula su segundo single y uno de sus hits más conocidos. “Block rockin’ beats” fue el tema con el que abrieron su segunda placa (“Dig your own hole”, 1997), pasando de ser un fenómeno del under a la luz estelar del mainstream. La pista alcanzó el número 1 del ranking británico sin inconvenientes, y las críticas sobre el trabajo de Chemical Brothers fueron más elogiosas que nunca.

Nutridos con influencias musicales muy eclécticas, estos ingleses consiguieron un estilo que era tan eficiente en la pista de baile como en el dial de las estaciones de radio. A partir de su particular fusión con elementos del rock y el rap, Simons y Rowlands trascendieron la meritoria función del DJ de mantener a miles de personas bailando, y alcanzaron a romper con la regla de que la música dance inteligente jamás podía ser atractiva o verdaderamente satisfactoria para el rockero de ley. Esta semana escucharemos detenidamente qué hicieron para ganar el aplauso simultáneo de Estados Unidos e Inglaterra, y también de la crítica y la gran industria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: