Posteado por: unoentremilcristalfm | junio 20, 2009

SIMPLY RED

800px-SimplyRed

En lo que va del año hemos hecho algún que otro especial donde nos referimos a bandas o proyectos musicales que a menudo tienen como motor y alma máter a una sola persona. Esta semana volveremos a ocuparnos de un caso similar, aunque con la particularidad de que estaremos hablando de un artista con una trayectoria vasta y reconocida dentro de un género específico.

Contar la historia de Simply Red casi equivale a narrar los últimos 25 años en la vida de Mick Hucknall, cantante y fundador de la banda por excelencia a la hora de hablar del soul inglés; un estilo que también se hizo conocido como soul blanco o “blue-eyed” (BLU ÁID) soul. Entre esos artistas que se volcaron a un género ligado a la cultura afroamericana y particularmente a los Estados Unidos, el grupo que conduce desde hace un cuarto de siglo nuestro protagonista es una de las referencias obligadas por la calidad de sus discos y la variedad que logró en más de 2 décadas.

Simply Red tiene actualmente un repertorio vasto, el cual obviamente implica un sonido particular que Hucknall no logró solamente con su talentosa voz sino también con una selección de músicos que a lo largo de los años le permitió renovar la propuesta de su banda. En esto mucho tuvo que ver Elliot Rashman, el manager con quien el cantante dio sus primeros pasos en un proyecto que tuvo un inicio e influencias insospechadas en relación la etapa previa de su carrera.

El pelirrojo de ojos azules que luego se convertiría en uno de los sex symbols más buscados por la prensa inglesa, alguna vez fue un desprolijo y antipático estudiante de arte, envuelto en el furor punk de la Inglaterra de los setenta. Pero al tiempo que construyó una vida personal digna de un playboy de cine, Hucknall también mostró a través de Simply Red una habilidad particular como compositor, yendo desde los hits románticos que ya son una marca registrada hasta canciones con un trabajo impecable en los arreglos instrumentales.

Esta amplitud en sus trabajos parece haber sido una de las metas en la carrera de la banda. Buena muestra de ello es el celebérrimo álbum “Stars”, que si bien no catapultó a un grupo que ya estaba consolidado, sí puede decirse que marcó un punto de máxima popularidad en la carrera de Simply Red a principios de los noventa. Siguiendo el éxito inigualable de aquel disco y su canción homónima, fue notable ver cómo el mismo conjunto que acuñó hits para enamorados fue aclamado por su presentación en el prestigioso festival de jazz de Montreaux un año después de la gira.

De aquí se desprende que otra virtud de Mick Hucknall como líder de un proyecto ha sido la de suavizar o combinar de manera adecuada cosas que en otras bandas provocarían un contraste importante. Así podemos mencionar su habilidad para hacer versiones de clásicos del soul y que éstas luzcan de la misma forma que lo hacen sus composiciones originales. Por otro lado es digno de mención el hecho de que un set típico de Simply Red puede pasar de un hitazo bailable como “Fairground” a la inoxidable “If you don’t know me by now” sin sorprender a ni incomodar a nadie.

Entre tantos pianos, vientos y sesionistas, es difícil imaginar dónde comenzó todo para Hucknall. En el último año de la carrera de Simply Red, bien vale la pena retomar sus primeros capítulos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: